Astrotour
Astrotour
La Palma Turismo
Últimos artículos en esta categoría:

La Palma, la isla del millón de estrellas.
lunes, 28 marzo 2011
Categoría: Crónicas    

   
  10 días entre bosques, acantilados, volcanes, selva, cascadas, nieve... ¿me olvido de algo?
 

Cualquiera que lea el título puede pensar que voy a empezar la crónica hablando de los mundialmente famosos cielos de La Palma, donde los vientos alisios, la altitud y la ley de protección de cielos para evitar la contaminación lumínica han creado unas condiciones únicas para la observación astronómica. Pero no, no me refiero únicamente al firmamento;  la belleza de esta isla se extiende a cualquier dirección en la que dirijas la mirada.   Tengo que reconocer que traía unas expectativas muy altas para esta visita, con el riesgo que esto conlleva de sentirte decepcionado, pero después de estos 10 días me doy cuenta que la isla ha superado con creces mis previsiones más optimistas.

 



Comencé con una reunión en las oficinas de Turismo de La Palma, en la capital Santa Cruz, donde Raquel (muchas gracias por todo) me explicó con detalle los lugares imprescindibles de la isla y me dieron una completa documentación sobre los mismos.  Además gracias a ellos conocí a Carmelo, de la empresa Astrotour,  la mejor opción para todos aquellos que quieran iniciarse en el mundo de la astronomía en un entorno único. Junto a él subí ya la primera noche al volcán Birigoyo de 1800 metros.  La verdad que el tiempo no acompañó demasiado para observar estrellas, pero bajando ya de noche nos echamos unas risas entre la nieve e incluso hubo tiempo de alguna historia de terror bajando por los frondosos bosques de pino canario muy presentes en toda la isla.


Los famosos y pintorescos balcones de la Avenida Marítima, en Santa Cruz de La Palma.


Esto es lo que un bilbaíno llamaría "a la vuelta de la esquina"....una de las muchas curiosidades que encontraremos en los miradores astronómicos presentes en la isla y creados por el Cabildo de La Palma y Astrotour.

Los siguientes días los dediqué a conocer uno de los mayores reclamos turísticos de La Palma, el parque Nacional de La Caldera de Taburiente, un  enorme circo de 8 km de diámetro con desniveles de 2000 metros  y donde la fuerza del agua y de algunas erupciones volcánicas han modelado un entorno de una belleza deslumbrante.  Barrancos, bosques de pinos, roques, saltos de agua,… cualquiera que sea el sendero elegido para visitar al parque no dejará indiferente a nadie.  Por si fuera poco coincidí con una de las mayores nevadas de los últimos años  que le dio si cabe más espectacularidad a las vistas desde el Roque de Los Muchachos,  el punto más elevado de la isla a 2396 m (es curioso que la primera vez que me preocupo de cadenas en este viaje es en Las Islas Canarias).


Cascada de La Fondada.



Panorámica del parque desde el mirador de Cumbrecita.



Un lagarto tizón, muy común en el parque nacional.


Roque del Huso, en el interior de la caldera con el pico Bejenado al fondo.


Barranco de Las Angustias.


Atardecer con el Gran Telescopio Canarias a la derecha, el mayor telescopio óptico del mundo.


Y el amanecer con la figura del Teide en el fondo. Tengo que reconocer que esta noche dormí con 3 camisetas, 3 sudaderas, cazadora, saco de dormir y edredón (no es broma).





Luna llena sobre el Roque de los Muchachos.


Muchos telescopios de distintos países utilizan los cielos de La Palma como privilegiado observatorio y está considerado junto a Atacama en Chile y Hawai uno de los mejores del mundo para la observación astronómica.



Las crestas más altas de la caldera sobre el mar de nubes.

Precisamente fotografiando el amanecer desde lo alto coincidí con Juanjo, un fotógrafo madrileño enamorado de La Palma y que además prepara un libro sobre la isla (he visto algunas imágenes y seguro que será todo un éxito).  Juntos hicimos la ruta de los volcanes, otra de las joyas locales y que atraviesa el parque Natural de Cumbre vieja, finalizando en quizás la zona más “joven” de  España, ya que estos suelos fueron creados en la erupción del Teneguía, hace poco más de 40 años.


Junto a Juanjo en la Ruta de los Volcanes.





Volcán Teneguía, las últimas tierras creadas en España por una erupción volcánica.


Anochecer en Fuencaliente.

Sin tiempo para el descanso continué descubriendo una mínima parte de los 1000 km de caminos perfectamente balizados y señalizados que hacen de la isla un paraíso para los amantes del senderismo.  En una de estas rutas conocí a unos pescadores locales, uno de los cuales incluso vive la mayor parte del año en una curiosa casa-cueva en un acantilado. La charla con ellos fue de lo mejor del viaje y nunca olvidaré su hospitalidad y la comida que me ofrecieron, pescado y marisco recién sacado del mar. Todo un lujo.


Acantilados en la costa de Garafía, al norte de la Palma, la zona más salvaje de la isla y también de extraordinaria belleza.


Acantilados en La Fajana.


Rente en la "casa cueva", todo un ejemplo de hospitalidad. ¡¡¡ Muchas gracias por la charla y la comida!!

Mi última caminata fue en la ruta de Los Nacientes de Marcos y Cordero, en los Tiles.  La primera parte de la ruta discurre atravesando túneles por donde circula el canal que conduce el agua de las montañas. Ya en el primer túnel mi linterna de manivela dejó de funcionar, así que me toco pasar alguno de ellos en total oscuridad. El pie izquierdo girado en plan Charlot para ir tocando el lateral del canal, el brazo derecho con el trípode levantado para evitar chocar la cabeza con el techo y con el izquierdo haciendo fotos con flash para iluminar de vez en cuando el camino… atravesado por cortinas de agua y con algunos tramos inundados. En fin,  incluso me acordé de las historias de miedo del Birigoyo (aunque hay que decir que para verdadero terror los 120 euros que cobró el taxista y candidato a la lista Forbes por subirnos a 8 personas al punto de partida).


Interior de uno de los 13 túneles por donde circula el canal de agua. Algunos de ellos presentan orificios por donde entra la luz, pero en otros caminarás en total oscuridad, por lo que es necesario una buena linterna.


"¿Chachooooo de donde sales?"... parecía preguntarse este pájaro al verme salir a tientas de uno de los túneles :)


El famoso bosque de Laurisilva en el tramo final de la ruta, una impresionante selva tropical a tan sólo unos kilómetros de las cumbres nevadas.

Mi última noche en la isla terminó como empezó todo, mirando al cielo con Carmelo. Esta vez el tiempo si acompañó y me quedé sin palabras con el espectáculo de estrellas y la observación con telescopio de las constelaciones, los anillos de Saturno, los cráteres de la Luna, etc.,

Conduciendo desde las montañas al puerto donde a las 4 de la mañana me esperaba el barco de Armas con destino a La Gomera, sonreía al recordar la sucesión de increíbles paisajes que he disfrutado en estos últimos días. No tengo dudas que “La isla bonita” es una frase que incluso le queda pequeña a este paraíso.

Tengo la sensación de haber  “leído” uno de los mejores capítulos de este proyecto y será muy difícil encontrar un sitio en el que descubrir esta variedad y calidad de rincones. La Palma deja el listón a la altura de sus estrellas, y por cierto… que estrellas:



Puedes ver muchas más fotos de La Palma en nuestra galería de Facebook. a la que además te animamos a "hacerte fan" para estar al tanto de nuestro recorrido por España.

Por cierto que si quieres ayudarnos a difundir este proyecto comparte la crónica en tu facebook, twiter, etc., y si te apetece contar algo de la Palma puedes dejar tus comentarios justo aquí abajo; ¡¡¡ muchas gracias y nos vemos en La Gomera !!!!

 
     
  (Con los nuevos cambios en la web hemos perdido todos los comentarios antiguos, pero esperamos pronto poder recuperarlos)  
 
comments powered by Disqus